• @escueladonadio
  • @sebadonadio
  • FB Escuela Donadío
  • FB Seba Donadío
  • @escueladonadio
  • @DonadioSeba

escribinos hoy a: info@sebastiandonadio.com

Estirarse hacia el cielo

22 Dec 2014

Clases de elongación

 

Estirarse hacia el cielo

 

Las clases de elongación de la Escuela de Ciclismo Donadío funcionan hace más de siete años y son una parte clave en el entrenamiento de todos sus ciclistas. A través de esta nota le damos una mirada un poco más profunda a esta práctica que se ha convertido en un ritual para sus integrantes.

Los sábados a eso de las 12 del mediodía un grupo de remeras amarillo fluorescente empiezan a poblar poco a poco el parque del circuito KDT. Luego, llegan otras naranjas. Todas rezan lo mismo: Escuela Donadío. Con parsimonia van dejando sus bicis apoyadas en algún árbol y se acomodan para esperar. Algunos hablan entre ellos, otros aprovechan para tomar algo fresco, unos pocos simplemente descansan disfrutando de la brisa suave del lugar.

 

Sebastián Donadío los arenga con un carisma propio de un líder reuniendo su manada. De pronto todo el espacio es fluorescente, unas 30 personas de distinto sexo y edad esperan expectantes sus instrucciones para comenzar con la clase de elongación.

 

“Un día que no elongo, lo siento al otro día. Creo que es super importante para relajar el músculo y condicionarlo para el entrenamiento que viene” cuenta Ana Wulff de 30 años, diseñadora de indumentaria y recién incorporada hace pocos meses al ciclismo profesional luego de haber firmado su primer contrato este año al ingresar a las filas del equipo Imperial Cord. Según las palabras de Sebastián: “una destacada mountain biker a nivel sudamericano”.

 

Esa es la idea: elongar y relajar, claves para el buen estado físico de todos los deportistas y -por qué no- del resto de los mortales también. Porque si bien las clases están dirigidas en forma gratuita a los integrantes de la escuela, también son abiertas a que se sume cualquier otro interesado, sea ciclista o no. Con tan solo $40 por clase uno se lleva el combo de una hora de elongación y relajación, con masajes entre compañeros incluidos.

 

“Al principio me costaba elongar pero después fui aprendiendo que hay que tomar estas clases. La calidad de vida y estado físico mejoran muchísimo, en unas proporciones impensadas” confiesa Jorge Zambón, contador de 55 años y miembro de la escuela hace ya casi 4 años.

 

Sebastián realiza una mezcla del Método DeRose en el cual incursionó, con ejercicios que responden directamente a las necesidades de elongación propias del ciclista y su posición. La experiencia que Sebastián le aporta a la clase, sumada a la de la profesora Gabriela León, quien una vez por mes provee una clase especial, da como resultado una práctica completa y profunda en la que todos salen con los músculos menos cortos y al mismo tiempo en un estado zen.

 

Julio Lemos de 63 años relata la situación que lo llevó a empezar con las clases: “Lo mío es medio particular porque mi especialidad es cirujano de modo que la posición de mi profesión sumada a las posiciones de la bicicleta era nefasta. Lo que empecé haciendo por una cuestión saludable -que es el tema deporte- comenzó a jorobarme más a nivel de la rigidez. De modo que hubo una fuerte sugerencia de Sebastián de enfocarme en la relajación”.

 

En las clases de elongación no hay categorías: se agrupan los ciclistas de ruta, de mountain bike y de pista. Todos se unen en torno a una masa que los aglutina a través de un estado de ánimo, una energía que reina en el ambiente, unas ganas compartidas. El compañerismo, las risas, la distención y algún que otro chiste forman parte de este ejercicio que los reúne una vez por semana. Dicho ingrediente resulta clave para que la seriedad de lo que se está haciendo sea tan efectiva como la manera en la que se hace y que finalmente todo apunte a la integralidad del ser. Como dice Ana Wulff: “las clases son muy buenas para canalizar la energía y centralizarse en lo que es el eje”.

 

El testimonio de Gaby León Puerto, profesora de Educación Física

 

¡A ELONGAR!

 

Las clases de elongación que hacemos con Seba una vez al mes incluyen un elemento muy común de conseguir, y cualquier alumno puede incluso llevarlo en sus entrenamientos ya que no pesa ni ocupa espacio físico. Estamos hablando en principio de una cuerda o soga. Y como opciones tenemos bandas elásticas bien tensas, cámaras de bici sin uso, cuerda de cortinas, cinturones, correas de bolsos, etc. Lo que se nos pueda ocurrir y mientras más largo mejor ya q nos da variantes de ejercicios.

 

Lo bueno de este sistema de elongación es que nos permite estirar el músculo, más allá del límite máximo que podemos aplicar, al realizar los ejercicios ya conocidos. Y es lo más cercano y similar a una elongación asistida (cuando otra persona nos ayuda a hacer estos ejercicios insistiendo al máximo).

 

Con el grupo elongamos luego de la clase de los sábados, donde el cuerpo ya está con una temperatura ideal para realizarlos. Por eso es importante tener en cuenta en este tipo de estiramiento los siguientes puntos:

 

- CLIMA: no es lo mismo elongar previamente de la actividad física o en climas fríos (invierno), por eso la importancia de abrigarse al terminar el entrenamiento y previo a elongar.

- ACTIVIDAD O DEPORTE: importante elongar los músculos principales que se utilizan para deporte en cuestión (ciclismo).

- TEMPERATURA CORPORAL: el cuerpo debe estar previamente entrado en calor, y si se realiza seguido actividad o deporte, será más efectiva para lograr progresos y así tener un cuerpo más flexible.

- RESPIRACIÓN: importantísimo prestarle atención a la respiración en el momento en que se está elongando, ya que la inspiración estimula la contracción de los músculos, y la espiración estimula la relajación de los músculos que queremos estirar.

 

En conclusión y finalizando, destaco la importancia de elongar seguido de cada entrenamiento. A medida que lo realicemos en forma obligada, sosteniendo entre 20/30 minutos cada posición, vamos a notar que el mismo cuerpo nos lo va a solicitar cada día. La elongación no solo nos ayuda a levantarnos enteros al otro día de entrenar, sino que nos ayuda a aumentar el rendimiento físico y mejorar la técnica.


¡Anímense a probarlos, nos lleva entre media a una hora diaria!

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Featured Posts

Participá del MINI Training Camp San Luis 2016!!

21 Dec 2015

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags